«El legítimo derecho a la defensa»

Autora: Karima Oliva Bello

¡En el día de los derechos humanos, en nombre de todos sus defensores en el mundo que han sido asesinados y a unos días de estar en la isla donde más derechos efectivos respiramos las mayorías!!

Ayer me mostraron uno de los tantos vídeos que hay en las redes con las manifestaciones ante la casa de una de las disidentes cubanas vinculada a los hechos en San Isidro y a la prensa pagada por Estados Unidos para el cambio de régimen en Cuba.

En esa escena total, que me resultó desagradable, dentro de la cual se inscribe una expresión colectiva de rechazo ante los actos recientes de l@s disidentes, percibí violencia.

¿Pero qué violencia era aquella? Porque nunca he podido quedarme con las versiones cómodas y parcializadas de quienes ganan mucho y no pierden nada presentando convenientemente solo una parte de la realidad y se indignan con tanta selectividad y pulcritud.

Hay allí una violencia sí y les voy a contar la violencia que yo vi.

Los y las disidentes cuban@s, «pacífic@s», «víctimas de actos y discursos de odio» por parte del Estado «represor» y de la sociedad civil cubana, que tienen derecho a pensar y expresarse libremente en un momento en que «debemos construir una sociedad más abierta y diversa» (porque esa es la escena que nos han fabricado), y ahora viene la que veo yo: están trabajando para reinstaurar un capitalismo en Cuba a imagen y semejanza de los deseos de Estados Unidos. Eso es toooodo lo diferente que llegan a pensar.

Y hay un elemento sustancial en esta escena de violencia que l@s ideolog@s por la pluralidad omiten, el sistema que l@s disidentes desean imponer en Cuba, «porque es su derecho», ha estado generando por siglos y hoy lo sigue haciendo, las violencias más atroces, incluso, las administra. Es el causante de las mayores violaciones a los derechos humanos y los mayores conflictos de odio.

Y no lo estoy inventando, la mayoría de l@s conmovid@s por los «actos de odio» (así en abstracto), contra la disidencia cubana, lo saben, aunque no lo digan.

Los invito ahora mismo a leer el sitio oficial de las Naciones Unidas y busquemos allí las cifras que exponen la brutal violencia a la que están sometidos por el capitalismo la mayoría de la población de este mundo. Cientos de millones de personas viviendo por debajo del umbral de pobreza absoluta, que los propios organismos internacionales reconocen que no es el tipo de pobreza que hay en Cuba, con todas las penurias económicas incluidas.

8500 niños están muriéndose ahora mismo de inanición mientras escribimos en nuestros dispositivos nuestros alegatos en defensa del derecho de libre expresión de l@s defensores para nuestro país de un sistema brutalmente violento y quienes se han atrevido, ahora sí, a pensar diferente en él ya no están para hacernos una directa y contarnos:

Salvador Allende. ¡No está!
Víctor Jara. ¡Lo asesinaron!
Los más de 3 mil chilenos que se opusieron a la dictadura. ¡Los asesinaron!
Los argentinos, los brasileños. ¡Los asesinaron!
Ignacio Martín Baró. ¡Lo asesinaron!
Malcom X. ¡Lo asesinaron!
Martín Luther King. ¡Asesinado!
Julio Antonio Mella. ¡Lo asesinaron!
Ernesto Che Guevara. ¡Lo asesinaron!
Marielle Franco. ¡La asesinaron!

Los periodistas que levantan las voces contra el sistema. ¡Asesinados por decenas cada año!

¿Sigo? No me alcanzaría la vida para evocar tanto ODIO con mayúsculas y violencia.

¡Entonces, si de violencias y odio y violación de derechos humanos vamos a hablar, vamos a atrevernos a decirlo todo!

El imperialismo contra el que el Estado cubano está librando una crudísima escalada de resistencia es la principal causa de formas de violencia estructurales, sistémicas y sistemáticas de una brutalidad que en Cuba ni alcanzamos a imaginar, aunque esté siendo fuertemente agredida también.

El Estado socialista cubano ha sido un frente de contención sin precedentes en la historia contemporánea, por pobre y bloqueado, para que esa violencia, ese odio y esa muerte no se instauren en Cuba.

L@s disidentes cuban@s son los defensores en Cuba de ese sistema violento y asesino. Son los artífices para su imposición en nuestro país. Trabajan para los responsables a escala global de tanto dolor, muerte y miseria. Eso son, sean hombres o mujeres, aunque nos duela decirlo.

Y l@s que los defienden a secas y solo pueden ver un lado de la violencia en las escenas de nuestra vida cotidiana y se callan ante las otras violencias que las disparan, están siendo sus cómplices, por muy bonitos y cargados de amor que estén sus discursos. Los que eligen ignorar la violencia objetiva y real, estructural y sistemática, implacable que sostiene al sistema que l@s disidentes quieren para Cuba, al borde del cual estaríamos si avanza la desestabilización que echaron a andar, no son plurales y diversos, sencillamente están tomando partido.

Desearía el Estado y el pueblo cubano encontremos los mejores métodos, los más humanos posibles, para lidiar con la violencia que se nos ejerce, pero no pongamos en la silla de victimarios tan cómodamente a quienes se opongan al discurso y los actos de odio implícitos en quienes quieren vehicular la caída de la Revolución cubana.

No somos mejores porque nos indignemos ante cualquier hecho, no hay un valor absoluto inherente a la indignación. Ojalá en esta época compleja sea cada vez más justa y clara la dirección de nuestros sentimientos, como diría el Apóstol.

La violencia de todo tipo con que es tratado mi país la siento en mi cuerpo y la indignación que me causa no la podrán contener nunca. Pero no por eso soy menos capaz de amar, todo lo contrario. Nunca somos más capaces de amar que cuando nos oponemos, en todas sus manifestaciones posibles, al sistema que todos los días violenta y mata.

Publicado por Bufa Subversiva

Cubanos, martianos, revolucionarios y socialistas de nacimiento.

Un comentario en “«El legítimo derecho a la defensa»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: