Para el socialismo en biotecnología

Intervención del Dr. C. Fabrizio Chiodo en ocasión de recibir la Categoría Docente Especial de Profesor Invitado de la Universidad de La Habana. (Aula Magna de la Universidad de La Habana, 19 de agosto de 2021)


Grabación y transcripción por Magda Iris Chirolde López


“Buenas tardes.


Los compañeros no me habían dicho nada de este acto, por supuesto, hasta ayer. Entonces todo esto es más emotivo. Empecé a escribir algunas cosas, pero renuncio a ellas y todo lo que voy a decir me saldrá del corazón. Me habéis dicho gracias más de una vez. Pero el mensaje que más he trasmitido a ustedes, mis colegas, en todos estos años, por mi parte, siempre es “gracias”.


Como dijo Vicente [Vérez Bencomo], yo he crecido al lado de mi papá que es comunista. Cuando yo era niño, y andaba en la calle en países técnicamente desarrollados, yo tenía una casa, tenía una escuela, y en la calle había niños que dormían en el piso, había niños que no podían ir a la escuela. Y desde niño intentaba explicarme por qué había esas diferencias sociales, por qué yo tengo una casa y otro niño no. Luego uno crece y empieza a estudiar y se da cuenta de que hay un sistema económico equivocado, que es el capitalismo. Pero bueno, hay que estudiar y hay que hacer ciencia. Entonces estudié, me gradué, siempre pensando que hay un sistema económico equivocado, y el socialismo es una alternativa real y concreta. Pero había que hacer ciencia (siempre Vicente dice: que antes hable la ciencia). Y fue así.


La gente me dice “¿Por qué usted trabaja con Cuba y por Cuba?”. Bueno, es que cuando yo hice mi tesis doctoral los mejores del mundo en vacunas sintéticas –y siguen siendo los únicos en el mundo que han generado vacunas sintéticas aplicadas en humanos –, eran ustedes, el grupo de Vicente Vérez Bencomo. Entonces en la mesa, cuando yo era un estudiante de doctorado, tenía las dos cosas al mismo tiempo: la opción de un modelo económico alternativo, donde la biotecnología puede ser pública, donde la biotecnología puede estar vinculada al socialismo, y tenía la mejor ciencia de vacunas sintéticas en el mundo. Entonces estas personas representan para mí todos los valores con los cuales me he formado, todos los valores con los cuales he crecido.


Y es cada día así. “¿Por qué haces eso, por qué defiendes Cuba, por qué metes la cara, por qué comprometes tu carrera universitaria?” Me da igual. Cuba en este año ha enseñado al mundo que un país pobre y bloqueado ha sido capaz de diseñar, desarrollar y producir distintas vacunas públicas, del Estado, y tres de ellas, las más bellas para mí, son las del Instituto Finlay. Soy yo quien da las gracias a estos colegas, porque cada día me motivan. Cada día yo me despierto y estoy orgulloso de poder demostrar con mi pequeño granito de arena que en el mundo el socialismo es posible y que la biotecnología de Estado, en un país socialista como Cuba, es real. Y no tengo nada más que decir: los valores en los que creo se han concretado, cada vez más, con distintas vacunas.


¡Y ahora aquí en la Universidad, en las escuelas, como decía Fidel, donde la cultura y la política se juntan! Para mí es un orgullo estar en frente de la rectora y de lo que representa esta universidad para mí. Hay gente que me dice “qué gran cosa ha hecho esa gente en Cuba”. Es excepcional. Yo no tenía duda. Yo he trabajado en siete laboratorios de cuatro países y el nivel de estos investigadores del Finlay es único, inmenso, no tiene comparación. Para mí era obvio que estas personas llegarían a este tipo de vacunas.


Y lo que se proponga Cuba siempre será más, y eso es lo que me motiva. Me motiva participar con estas personas, cada día, en otros proyectos, intentado desde aquí limitar las injusticias que hay en el mundo. Gracias a vosotros por motivar cada día de mi vida, por participar con vosotros y dar un sentido real a la vida de un científico. Que no se juega con números de publicaciones, que no se juega con impactos editoriales, pero se juega con un impacto real en la sociedad. ¿Qué es un índice de impacto de una revista dada?, tonterías editoriales; ¿qué es un impacto social con una vacuna?, es lo que ustedes me enseñan cada día.


Entonces, gracias a vosotros y gracias a esta universidad. Y cada día será para Cuba y con Cuba… y para el socialismo en biotecnología.


Gracias.”

Publicado por Bufa Subversiva

Cubanos, martianos, revolucionarios y socialistas de nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: