Carta Abierta de Bufa Subversiva a René Residente

Por Bufa Subversiva

Esconderse tras palabras falsas no vale de nada, son tiempos de muchos sentimientos distintos en Cuba, y la decepción es uno de ellos, no hay duda.

Hay decepción por tantas cosas que hemos podido hacer mejor; hay decepción por aquellos que, aun viendo los desmanes de esta pandemia en Cuba y el mundo, se niegan a cumplir incluso las más básicas de las medidas de protección; hay decepción de tantos hijos de esta tierra, de sus círculos infantiles, de sus escuelas, de sus universidades, que ahora enmascaran en “buenos deseos” campañas para destruir hasta el más mínimo resquicio de todo lo que en este país nos pueda brindar realización, plenitud y felicidad como seres humanos. Sentimos decepción de aquellos que con sus obras se ladean diariamente a la lógica del sistema hegemónico y opresor que es el capitalismo y cuyas canciones, películas y cualquier otro tipo de mensaje no engendran emancipación, sino los peores valores, y ahora también se pliegan ante la campaña masiva y desigual contra una isla cuyo nombre no deben haber mencionado – e incluso oído mentar – más de diez veces anteriormente.


Pero también estamos decepcionados de aquellos que se han erigido por méritos propios como un faro de esperanza para los oprimidos de la región ante tanta barbarie que los rodea a diario, pero que también han caído presas de la desinformación, la mentira y la mala fe. Estamos decepcionados de usted, René.


Usted recuerda a Lola Rodríguez de Tió, pero parece haber olvidado que en enero de 1959 triunfó aquí una Revolución sin precedentes, que expulsó a compañías que – como todavía hace Monsanto en Puerto Rico – esclavizaban los campos de la nación. Una Revolución que llevó libros a donde antes había solo balas. Olvida usted que, con todos los defectos que pueda tener, en este país nuestros gobernantes no necesitan el visto bueno de un tercero. Olvida usted que en este país pequeño, sin los recursos del gran capital, se han desarrollado cinco candidatos vacunales, uno ya con toda la documentación necesaria y otro que la obtendrá pronto, con resultados espectaculares e inimaginables en la región (o en el Sur global ya que hablamos entre personas de izquierda con conciencia social).


Decía Antonio Gramsci que la verdad es siempre revolucionaria, pero no ha dicho usted muchas verdades en su más reciente publicación en redes sociales. Tenemos ineficiencias, desdenes y hasta corrupciones que combatimos a diario. Necesitamos ayuda, pero principalmente por la política genocida del bloqueo que mantiene sobre nosotros el mismo país que hala las cuerdas en Puerto Rico. Denunciamos desde Cuba esta situación con la misma fuerza con que denunciamos el bloqueo, nuestra solidaridad la tienen siempre, de esto no le puede caber dudas.


Pero estamos decepcionados. ¿Dónde estaba su denuncia cuando el gobierno norteamericano bloqueaba envíos de diversos insumos médicos para ayudar con una situación que ahora ha llegado hasta aquí? ¿En qué red social cuestionó los ataques sufridos por peloteros cubanos, previa incertidumbre sobre su participación en el Preolímpico de la Florida? ¿Se levantó usted cuando los futbolistas corrieron peor suerte y sus visas nunca fueron otorgadas, con la anuencia de la CONCACAF? Antes de esta ¿cuándo había sido su última publicación sobre Cuba? ¿Ha intentado usar su poder de convocatoria para ayudar a los comités de solidaridad entre las dos naciones que radican en su tierra?


Hace menos de un año, jóvenes y viejos, revolucionarios todos, tomaron un parque habanero en explosión emancipatoria, y su música no podía faltar en la lista de reproducción, su música no podía dejar de acompañar esa lucha contra la mentira imperial. Lucha que, como ese otro faro que intenta iluminar la región incluso en sus tiempos más oscuros, este pequeño país libra no solo para sí, sino también para sus hermanos. Y a usted lo sentimos como un hermano y por eso, por ese amor casi filial, nos decepciona y duele su post.


Solo le pedimos que se informe, que hable con sus muchos amigos de verdad en Cuba, que les pregunte cómo puede ayudar y – como a cualquier otro que ha expresado ese deseo en estos días – le decimos que nuestros brazos abiertos y nuestro agradecimiento están siempre para “el amigo sincero que me da su mano franca”. No es con publicaciones como la suya que lograremos salvar las vidas que hoy en Cuba peligran, no es esa campaña la que nos permitirá controlar la situación hasta un nivel que permita que nuestras vacunas sean más fértiles. Esperamos que pueda ver eso y que ese acercamiento a la línea de mensajes de los que nos adversan no sea definitivo. ¿O es que se está “insertando en el sistema para explotarlo desde dentro”?

Publicado por Bufa Subversiva

Cubanos, martianos, revolucionarios y socialistas de nacimiento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: