Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Gracias, Raúl.

Por Raúl Alejandro Palmero Fernández. Apenas tenía uso de razón, y en la salita de mi casa, un apartamento, medio básico, que le otorgaron a mi mamá por trabajar como médico de la familia, presidían dos cuadros: de Fidel y Raúl. No obstante, nadie me adoctrinó con historias que yo mismo pude leer y entenderSigue leyendo «Gracias, Raúl.»

Anuncio publicitario